Especialistas en viajes a Sudamérica

Especialistas en viajes a Ecuador

Viajes a Ecuador
      Inicio      ¿Quiénes somos?    Contacto     ¿Dónde estamos?
ARGENTINA
BRASIL
BOLIVIA
COLOMBIA
COSTA RICA
CHILE
ECUADOR
GUATEMALA
MEXICO
PARAGUAY
PERÚ
VENEZUELA

ECUADOR:
Introducción
A destacar
Datos útiles
Información general
Mapa de Ecuador
Nuestros itinerarios
> Ecuador andino y
   Galápagos 18 días

> Observación
   de aves

> Ecuador en 12 días
> Ecuador a tu
   alcance

> Ecuador al completo

GUAYAQUIL

Guayaquil - Viajes a Ecuador

Se encuentra al oeste de Ecuador, en la margen derecha del río Guayas (río que da nombre también a la provincia), a 50 Km. de su desembocadura.
Fundada en 1538, en la época de la Colonia, se convirtió en el astillero más importante de América del Sur. Hoy, Guayaquil es la capital económica de Ecuador y principal puerto del país. Está considerado uno de los más importantes del mundo porque su ubicación e infraestructura brindan facilidades para el comercio marítimo internacional.

Es una moderna metrópoli que cuenta con amplia capacidad hotelera de primer nivel. Entre sus atractivos turísticos destacan el tradicional barrio Las Peñas, ubicado en las faldas del cerro Santa Ana; la Catedral Metropolitana, esencia de su fe religiosa; el Parque Seminario (1895), en cuyos árboles habitan, tranquilas, numerosas iguanas; el Centro Cívico, con su moderno auditorio; el Cementerio General, con esculturas de mármol italiano; la Torre del Reloj; y, el nuevo Malecón 2.000, gigantesca obra que alberga almacenes, galerías, restaurantes, museos y permite disfrutar el impresionante paisaje que ofrecen los amplios escenarios fluviales que rodean a la ciudad.

La metrópoli cuenta además con modernos centros comerciales, ejes de una pujante actividad económica. Otro de sus atractivos es el Parque Histórico Guayaquil, enfocado al rescate de los valores culturales y naturales de la región, que se encuentra en la carretera a Samborondón.

Para quienes desean disfrutar de la cálida caricia de las aguas del océano Pacífico, Guayaquil es el punto de partida hacia las playas de la Península de Santa Elena.



Atractivos Turísticos:

CERRO SANTA ANA
El cerro Santa Ana está ubicado al noreste de la ciudad, al pie del Río Guayas y junto al tradicional Barrio las Peñas. A manera de atalaya, domina el caudaloso río Guayas y la planicie donde se levanta Guayaquil.
El Cerro, llamado antiguamente Cerrito Verde, es el sitio donde se originó la ciudad, ya que en sus faldas se produjo su definitiva fundación en 1547. Cuenta la leyenda que Nino de Lecumberri, español buscador de tesoros, invocó a Santa Ana cuando se encontraba en peligro de muerte. En agradecimiento por su salvación colocó una Cruz con la leyenda “Santa Ana” en la cima del cerro, nombre que sustituyó desde entonces al de Cerrito Verde.
En la actualidad, el Cerro Santa Ana es un punto de interés turístico de la ciudad. En un recorrido de 310 metros (456 escalones) se encuentran restaurantes, cafés, galerías de arte, cibercafés y tiendas de artesanías. Está dotado de plazoletas y áreas verdes para el descanso, y su más importante atractivo es la vista de la majestuosa Guayaquil.
Desde su cima se observa, al norte, la imponente intersección de los ríos Babahoyo y Daule que forman al Guayas; al sur, el casco comercial de la ciudad; al este, la Isla Santay y Durán; y, al oeste el Cerro del Carmen y el resto de la ciudad.

BARRIO LAS PEÑAS
El barrio Las Peñas es el más antiguo de la ciudad, y en la actualidad está siendo reparado para lucirse como una vez fue. En él siempre hay actividades culturales y exposiciones. Ubicado junto al río, ilumina la ciudad desde esta punta.

Las Peñas es históricamente el barrio más importante de Guayaquil, pues aunque sus casas solamente tienen alrededor de 100 años, sus características formales y estructurales son muy parecidas a aquellas de los siglos XVIII y XIX.

Cada una de las casas tiene su propia historia. Aquí vivieron personajes ilustres de la política y la cultura del país, como el músico Antonio Neumane, los presidentes Francisco Robles, José Luis Tamayo, Carlos Julio Arosemena Tola, Alfredo Baquerizo Moreno, Eloy Alfaro, el escritor Enrique Gil Gilbert, el historiador Rafael Pino Roca, el pintor Manuel Rendón Seminario, Alfredo Espinosa Tamayo, Juan Montalvo, la educadora Rita Lecumberry, e inclusive Ernesto “Che” Guevara estuvo de paso por este barrio y sirvió gratuitamente de pediatra entre su gente. También fue la cuna de industriales, amas de casa, pescadores y marineros, personajes que nutren de vida la cotidianidad de la ciudad.

A fines de los sesenta, Luis Hidalgo Baquerizo y Eloy Avilés Alfaro fueron los pioneros en realizar exposiciones artísticas en Las Peñas. Mostraban a pintores jóvenes, cuadros de la Escuela Quiteña y réplicas de artistas como Monard o Rembrandt, cada 24 de julio en la noche. Esto es sólo un ejemplo de la intensa vida cultural que siempre ha tenido el barrio.

A finales del siglo XVII, con el traslado de los astilleros el barrio empieza a perder importancia. Por muchas razones, entre ellas el crecimiento urbano y la insalubridad de las áreas que lo limitaban por el sur, los habitantes del antiguo Guayaquil resolvieron fundar una nueva ciudad en 1690, ubicada unos dos kilómetros al sur, en la parte llana, y desde entonces se dividió a la ciudad en “vieja” y en “nueva”.

Muchos litigios hubo entre los que quedaban y los que emigraban. Los unos aferrados a su barrio y sus propiedades, y los otros en busca de las comodidades que se proyectaban en la nueva, pues hasta el Cabildo y principales despachos gubernativos pidieron solares.

Los límites de la ciudad vieja se fijaron desde el cerro Santa Ana y cerro de El Carmen hasta lo que es hoy calle Junín, detrás de la iglesia de La Merced, y de la orilla de la ría hasta el barrio llamado entonces Bajo, actualmente la prolongación de las calles Córdova, Escobedo, Bolívar.
A fin de unir las dos ciudades se construyó un largo puente, en sentido norte-sur, desde la plaza de Santo Domingo hasta la Calle de la Muralla, como se llamaba la actual calle Junín. El puente tenía ochocientas varas castellanas y todo el sector que lo recorría se inundaba porque varios esteros en el invierno y altas mareas (aguajes) regaban sus aguas por la calle nueva, que poco a poco se iba rellenando de cascajo.

En el siglo XVIII Las Peñas fue un barrio de clase media. Algunas señoras acaudaladas trasladaron sus viviendas hacia ese sector y convivieron con estratos populares como artesanos, pescadores, comerciantes prósperos y artistas. “Las Peñas en 1650 era un sumun de todos los grupos étnicos coloniales”, según los cronistas de la época.
En el siglo XIX comienza su aristocratización con la compra de algunos solares por parte de familias nobles de la época como la señora Clara Barron Ruiz y Barreyro, las familias Tola, Arces, etc.

El gran incendio de 1896 arrasó el barrio, que fue reconstruido en el siglo XX con rasgos de su arquitectura original. En 1902 se registra el último incendio que azotó la ciudad, aunque esta vez las casas no fueron gravemente afectadas gracias a que para entonces ya contaban con un destacamento de bomberos.
Durante gran parte del siglo XX fue uno de los barrios más conocidos por acoger a la elite social porteña.

Al pie del cerro Santa Ana y a la orilla del río está el pequeño bastión que es conocido como La Planchada, y en el cual se inicia la calle Numa Pompilio Llona, nombre del notable poeta guayaquileño de fines del siglo XIX. Esta calle angosta y sinuosa que bordea el cerro está ubicada en el barrio de Las Peñas, el primero que se fundó en la ciudad, que debe su nombre a unas peñas y peñascos, estribaciones del cerro que se sumergen en las aguas, hacia la ría.

Es posible que fuera sobre peñascos y peñas que se iniciaron las construcciones de amurallamiento de la ciudad en la época colonial (1682), así como un fuerte armado de cañones para la defensa contra los asaltos de los corsarios, muy frecuentes entonces contra las colonias de España.
Las Peñas es un barrio que en Guayaquil se ha mantenido a través del tiempo al margen de la evolución arquitectónica y de la transformación urbana; precisamente en eso radica su belleza y valor patrimonial. En la actualidad reúne los elementos mínimos para que pueda ser considerado como el nexo de continuidad entre la historia escrita con quincha, madera y tejas y el predominio contemporáneo del hierro, el cemento y el vidrio.

El barrio Las Peñas es uno de los pocos legados históricos que posee la ciudad y su estilo arquitectónico muy particular, su estrecha calle, sus casas junto al río, que poseen dos frentes, lo convierten en un llamativo destino de visita. Cada mes de julio se convierte en vitrina de arte y cultura de artistas que viven en el lugar y de manifestaciones culturales que tienen la oportunidad de mostrarse año tras año.

EL MALECÓN 2000
El Malecón es un pilar histórico de la ciudad, ya que desde él se expandió su crecimiento.
Hoy en día es el eje central de uno de los proyectos de renovación urbanística más ambicioso de Sudamérica. Son 2.5 km de paseo marítimo, extendidos por la orilla del ancho río Gauyas.
Esta dividido en sectores que muestran la variedad de las grandezas de Guayaquil, cada uno de ellos con un color diferente.

MALECÓN DEL SALADO
El Malecón del Estero Salado forma un gran circuito turístico con el Malecón 2000. Gracias a la regenerada y emblemática avenida 9 de Octubre se conectan formando un corredor que es visita obligada de quienes deseen conocer los malecones del río y del estero.

EL PARQUE HISTÓRICO
Está ubicado en la ciudadela Entre Ríos, en la carretera Guayaquil-Samborondón. Busca recrear la forma de vida de antaño con tres zonas: de vida silvestre, urbano arquitectónica y de exposición de tradiciones.
Este sitio de 8 hectáreas está rodeado de bosques de manglares y otras especies de árboles, como el platanillo, que crecen naturalmente alrededor de un estero del río Daule.
En el manglar existen 28 especies de animales en cautiverio, entre las que se pueden observar al venado de cola blanca, al mapache y osito lavador, grupos de saínos, tigrillos, osos perezosos, cocodrilos... Existen 90 especies de aves como papagayos, pericos, águila arpía, entre otras.
En el parque también se aprecian estructuras que representan las tradiciones de la costa, y la recreación de dos manzanas del Guayaquil, de comienzos del siglo XX, en las que se ubicaron cuatro edificaciones, construidas en esa época y que son representativas de la antigua ciudad y han sido declaradas patrimonio cultural.

CEMENTERIO MUNICIPAL
Una de las muestras más impresionantes de arquitectura de la ciudad, el Cementerio General de la ciudad de Guayaquil se abrió el 1 de enero de 1843, y es uno de los mejores de América. En él se encuentran todos los estilos arquitectónicos: greco-romano, neoclásico, barroco, italiano, español, mudéjar, arábigo y judío.
El cementerio, también llamado Ciudad Blanca, es ahora Patrimonio Cultural de la Nación. Está dividido en 5 secciones, siendo la más admirable la de los mausoleos, que datan de los inicios de la ciudad.
Posee avenidas con palmeras, hemiciclos, calles, caminos, escalinatas, gradas y desniveles.

 

SOLICITUD
DE VIAJE A MEDIDA

SOLO VUELO

VIAJES A MEDIDA
te diseñamos tu
viaje a medida

VIAJES MULTIPAÍS
encuentra las mejores combinaciones

VIAJES DE NOVIOS
el viaje más
especial de tu vida

VIAJES EN GRUPO
comparte las
experiencias con otros

PROPUESTAS SINGULARES
nuestras ofertas más
especiales


ECUADOR:
Baños
Chimborazo
Coca
Cotacachi
Cuenca
Esmeraldas
Guayaquil
Islas Galápagos
Lojas, Vilcabamba y
Valle de la Longevidad

Macas
Mercado de Saquisilí
Montañita
Napo
Otavalo
Parque Nacional Cajas
Parque Nacional Cotopaxi
Parque Nacional Machalilla
Parque Nacional Sangay
Quito
Rafting en Ecuador
Ruinas de Ingapirca
Tena
Tren Nariz del Diablo


 

   •   Inicio   •   ¿Quiénes somos?   •   Contacto   •   ¿Donde estamos?   •   Condiciones generales   •
Vivencia Andina • Madrid, España • Aviso legal
Este sitio web utiliza cookies, si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puedes ver la política de cookies, aquí.  
Política de cookies