Especialistas en viajes a Sudamérica

Especialistas en viajes a Guatemala

Viajes a Guatemala
      Inicio      ¿Quiénes somos?    Contacto     ¿Dónde estamos?
ARGENTINA
BRASIL
BOLIVIA
COLOMBIA
CHILE
ECUADOR
GUATEMALA
MEXICO
PARAGUAY
PERÚ
VENEZUELA

GUATEMALA:
Introducción
A destacar
Datos útiles
Información general
Mapa de Guatemala
Nuestros itinerarios
> Guatemala completo
> Guatemala, Selvas
    y volcanes

> Guatemala y Belize
> México y Guatemala

EL QUETZAL

Guatemala

De entre las 700 especies de aves registradas en Guatemala, quizás las más importantes sean el pavo de cacho (Oreophasis derbianus) y el quetzal (Pharomacrus moccino).

El quetzal es el ave nacional de Guatemala, declarado como tal en 1871 por el entonces presidente de la nación, Miguel García Granados. Simboliza libertad, autonomía e independencia porque no puede vivir en cautiverio. El quetzal da  nombre a la moneda del país, a la máxima condecoración nacional (Orden del Quetzal) y a la segunda ciudad más importante del país, Quetzaltenango (“Lugar de Quetzales”),

Esta ave puede observarse en la región de las Verapaces, principalmente en Alta Verapaz, ya que sus bosques nubosos poseen las condiciones ideales para el hábitat del quetzal. En esta región es posible observarlo en el Biotopo del Quetzal, conocido también como Biotopo Mario Dary Rivera; en Purulhá, la Sierra de las Minas y en los Cuchumatanes, en la Sierra de Chamá. Pertenece a la familia de los trogones y en opinión de los expertos, es el más bello ejemplar de este grupo de aves.

El quetzal se caracteriza por ser un gran cazador y posarse tranquilamente para estar largo tiempo al acecho. Su vuelo es ondulante con intermitente y repentino batir de alas. Tiene un color especial en su plumaje: el pecho y el abdomen son de color rojo carmesí en los machos (en las hembras es sólo el abdomen), el resto es de color verde, teniendo algunas plumas de color negro en el centro y abajo de la cola. Ésta, muy larga (llega a medir hasta 1,05 m en los machos), le confiere su aspecto majestuoso en vuelo.

Virgilio Rodríguez Macal, escritor guatemalteco, en su libro La Mansión del Pájaro Serpiente lo describe así: “Gug (quetzal) tenía en su pecho el color de la sangre, con un poquito de blanco. Y su cuerpo era de un color inidentificado, entre azul, dorado y verde, como si el arco iris viviera en él eternamente, esparcido en mil pedazos”.

Las aves en la cultura maya

Caracterizada por su alto nivel de conocimiento en matemática, astronomía y arquitectura durante los períodos del Preclásico, Clásico y Clásico Tardío, la civilización maya se distinguió también por su religión politeísta y por ser fieles adoradores de los elementos y seres de la naturaleza. Éstos quedaron representados en las múltiples estelas y monolitos que son testigos del esplendor, pensamiento y cosmogonía mayas.

Muchos dioses eran representados en sus pinturas por distintos animales que les conferían cualidades o valores que adoptaban los guerreros, sacerdotes y nobles. Las aves formaban parte de la cultura maya y lo manifestaron en el arte. Su asociación más frecuente es con el cielo si son aves que anidan en los árboles, o con la entrada al inframundo si son aves acuáticas.

Una de las más representadas en el arte maya es el Ave Celestial, Pájaro Serpiente o Serpiente emplumada, que se creía que habitaba las copas de los cuatro árboles que marcaban los puntos cardinales y el árbol del axis mundi o centro de la tierra. Esta ave, multicolor y de plumas largas, podría haberse inspirado en las plumas de la guacamaya (Ara macao) que se asociaba con el Dios del Sol o Kimich Kamko, el tucán (Ramphastus sulfuratus) y el quetzal (Pharomacrus moccino).

El arte plumario fue una de las varias formas de expresión que utilizaron los mayas. Aves de vistosos plumajes, admiradas y veneradas por los mayas proveyeron de la materia prima necesaria para expresar sus emociones y sensaciones a través de tocados, capas e incluso ornamentación aplicada a armas como escudos. En estas manifestaciones, los mayas expresaban su identificación, respeto y veneración hacia las aves. 

En el Popol Vuh, libro sagrado de los quichés, los dioses, antes de la formación del mundo, vestían plumas azules y verdes; y los héroes mitológicos Hunahpú e Ixbalanqué, vestidos con plumas de papagayo, derrotaron a los señores del inframundo,

De igual manera, en la parte histórica del texto, las plumas eran signos de realeza y jerarquía social, a la vez que una forma de tributo y ofrenda. Las plumas tornasoladas de cola de quetzal se reservaban para la élite: dioses, señores y guerreros prominentes cuyos atavíos reflejaban su poderío frente al pueblo.

 

SOLICITUD
DE VIAJE A MEDIDA

SOLO VUELO

VIAJES A MEDIDA
te diseñamos tu
viaje a medida

VIAJES MULTIPAÍS
encuentra las mejores combinaciones

VIAJES DE NOVIOS
el viaje más
especial de tu vida

VIAJES EN GRUPO
comparte las
experiencias con otros

PROPUESTAS SINGULARES
nuestras ofertas más
especiales


GUATEMALA:
Biotopo del Quetzal
Caribe o Departamento
de Izabal

Ceibal
Chichicastenango
Chimaltenango
Chiquimula
Ciudad de Guatemala
Costa del Pacífico
El Bosque del Hormigo
El Progreso
El Quetzal
Huehuetenango 
Jalapa  
Jutiapa
La Antigua
Lago de Atitlán
Laguna de Chicabal
Livingston
Mapa en Relieve
Momostenango
Parque Nacional Tikal
Petén
Popol Vuh
Quetzaltenango
Quiché
Retalhuleu
San Marcos
Santa Rosa
Totonicapán  
Verapaces: Alta y baja Zacapa



 

   •   Inicio   •   ¿Quiénes somos?   •   Contacto   •   ¿Donde estamos?   •   Condiciones generales   •
Vivencia Andina • Madrid, España • Aviso legal
Este sitio web utiliza cookies, si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puedes ver la política de cookies, aquí.  
Política de cookies